Los dos cuerpos del rey: cosmos y política de la monarquía egipcia

Antonio J. Morales

Resumen


El estudio de la evidencia textual, iconográfica y arqueológica del antiguo Egipto refleja la geminación de la perso­na del monarca. Esta doble naturaleza explica la multiplicidad de imágenes del rey en las fuentes oficiales y populares y justifica la ambigüedad de nuestras interpretaciones. En este artículo exa­mino el proceso adaptativo de la mo­narquía egipcia a diversas condiciones políticas, sociales y religiosas desde sus inicios hasta la época grecorromana, discutiendo los principales mecanismos de poder, propaganda, control y legiti­mación. El dogma divino de la monar­quía otorgó al rey el carácter de un dios a la vez que le relegó a la tierra como Horus en forma mortal. Como líder po­lítico aspiró a la consolidación del país, el control de sus recursos y la paz social; como dios demiurgo, generaba y expan­día el cosmos, mediaba por la humani­dad y protegía el equilibrio cósmico contra las fuerzas del caos. Para conse­guir estos objetivos, el rey egipcio hizo uso de mecanismos políticos y mágicos que le asegurasen el dominio del país en el extranjero y el triunfo de Maat en el cosmos.


Palabras clave


Monarquía divina; realeza; rey; faraón; Horus; ideología; titulatura; coronación; Amun; Re; Osiris; maat; isfet; política; teología; Hatshepsut; Amenhotep III; Akhenaton; Ramsés II; Kantorowicz

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2015 Instituto de Historiografía "Julio Caro Baroja" de la Universidad Carlos III de Madrid y Asociación ARYS (Antigüedad, Religiones y Sociedades)

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

ARYS editada por la Asociación ARYS (Antigüedad, Religiones y Sociedades)
ISSN1575-166X/ EISSN 2173-6847